fbpx
¡TIENDA ONLINE CON ENVÍO GRATUITO A TODA ESPAÑA!

BIBLIOTECA ONLINE

Histórico


En este apartado reunimos fragmentos míticos de la literatura o de ilustres que nos sirven de inspiración, traducidos al español y en formato único.

En este apartado reunimos fragmentos míticos de la literatura o de ilustres que nos sirven de inspiración, traducidos al español y en formato único.

s. XXI

s. XX

14 de abril, 1998 · España · Gustavo Bueno

8 de mayo, 1945 · Carta a Thomas Mann · Hermann Hesse

2 de julio, 1937 · Al sexagenario Hermann Hesse · Thomas Mann

1937 · El ojo de París · Henry Miller

1933 · Carta abierta a Louis-Ferdinand Céline · René Schwob

1918 · Manifiesto dadaísta · Tristan Tzara

s. XIX

1896 · Semblanza del conde de Lautréamont · Rubén Darío

13 de julio, 1895 · Oscar Wilde, juzgado por homosexualidad · Benjamin R. Tucker

17 de diciembre, 1887 · Dos socialismos · Ernest Lesigne

1845 · Stirner responde a sus críticos · Max Stirner

MOSAICO


2 DE JULIO, 1937

Hoy, 2 de julio, cumple Hermann Hesse sesenta años. ¡Un día hermoso, grande y entrañable! Miles de corazones lo celebrarán fervorosamente en los países alemanes, con un fervor y un énfasis tanto mayores, me imagino, cuanto más siniestra sea la indolencia de quienes ahora gobiernan Alemania.
Es por estas licencias sentimenta-
les, por estas obstinadas liberta-
des del amor que uno salva allí
su alma actualmente…

THOMAS MANN

1937

Brassaï tiene ese extraño don que muchos artis-
tas desprecian —una vista normal—. No tie-
ne necesidad de distorsionar o deformar,
de mentir o de predicar. No cambiaría
un ápice del orden viviente del mun-
do; ve el mundo exactamente co-
mo es y como pocos hombres lo
ven. Rara vez nos encontramos
a alguien dotado de vista normal.

HENRY MILLER

13 DE JULIO, 1895

La Fabian Daily Chronicle de Londres, órgano de una filosofía política monstruosa, ha superado con holgura incluso a la prensa filistea en su trato brutal del caso de…

BENJAMIN R.
TUCKER

1845

Después de que Szeliga admitiese con toda seriedad que el Único es «llegar a ser» y lo identifique con el «hombre» («el Único no siempre ha sido Único, no
siempre ha sido Hombre,
sino que primero fue ni-
ño y después adoles-
cente»), hace de él un
un «individuo de la…

MAX STIRNER

MONTAGNOLA, 8 DE MAYO, 1945

Querido señor Thomas
Mann: Hace unos días
llegó su carta, que me
trajo noticias suyas y me
informó sobre su lectura…

HERMANN
HESSE

1933

Señor,
Después de todos los artículos que se
le han han dedicado a usted y del to-
rrente de entusiasmo que se ha de-
satado alrededor de su libro, no
me permitiría venir a escribirle
si realmente no hubiera amado
este libro antes incluso de desa-
tarse todo este entusiasmo.

RENÉ SCHWOB

1896

Su nombre verdadero se ignora. El conde de Lautréamont es pseudónimo. Él se dice montevideano; pero ¿quién sabe nada
de la verdad de esa vida sombría, pesadilla
tal vez de algún triste ángel a quien mar-
tiriza en el empíreo el recuerdo del ce-
leste Lucifer? Vivió desventurado y mu-
rió loco. Escribió un libro que sería
único si no existiesen las prosas de
Rimbaud; un libro diabólico y extraño.

RUBÉN DARÍO

1918

Cada página debe abrirse con furia, ya sea por serios motivos, profundos y pesados, ya sea por el vórtice y el vértigo, lo nuevo y lo eterno, la aplastante espontaneidad verbal, el entusiasmo de los principios, o por los modos de la prensa.

TRISTAN TZARA

1887

Hay dos socialismos. Uno es comunista, el otro es solidario. Uno es dictatorial, el otro libertario. Uno es metafísico, el otro positivo. Uno es dogmático, el otro científico. Uno es emocional, el otro reflexivo. Uno es destructivo, el otro constructivo. Ambos están por el má-
ximo bienestar posible para todos. Uno busca establecer la feli-
cidad para todos. El otro busca hacer capaz a
cada uno de ser feliz a su manera.

ERNEST LESIGNE

OVIEDO, 14 DE ABRIL, 1998

Ningún ensayo sobre España, ni me-
nos aún el presente, podría prescindir
de estos elementos de la composición,
como ninguna sinfonía para la or-
questa podría prescindir de los
violines, de las trompas, de
los clarinetes o de los contra-
bajos. A cada ensayo, como
a cada sinfonía, se le abre…

GUSTAVO BUENO