fbpx
¡TIENDA ONLINE CON ENVÍO GRATUITO A TODA ESPAÑA!

existentialcomicscabecera

existentialcomicscabecera

botonSIG

Dragones y Mazmorras y Filósofos II: El turno de los analíticos

Russell también destruyó buena parte de los objetos de Frege al arrojar la bolsa de contención por el agujero portátil. Al principio esto a Frege le hinchó la pelotas, pero al final acabó admitiendo que era su culpa por no haberse dado cuenta de que los agujeros portátiles no eran tan seguros como había pensado.

¿No lo has pillado?

Carnap fue un positivista lógico que creía que las únicas sentencias relevantes eran aquellas que podían ser empíricamente demostradas.

Gottlob Frege fue un matemático y filósofo que se dedicó a estudiar la teoría de conjuntos y la lógica simbólica. Su discurso remite a la circunstancia de que él era un matemático platonista, y ello significa que creía que las proposiciones matemáticas deben de algún modo referir a objetos matemáticos que de alguna manera ya existen.

El discurso de Bertrand Russell remite a la Paradoja de Russell, que cuestiona si el conjunto de todos los conjuntos que no se contienen a sí mismos se contiene a sí mismo. Si se da una condición, no se da la otra, y viceversa. Si lo son es que no lo son, y si no lo son es que lo son. Esto minó gran parte del trabajo de Russell, ya que intentaba que confluyeran las matemáticas en la lógica, empleando la teoría de conjuntos en exceso. También socavó buena parte del trabajo de Frege, que trataba cuestiones similares en su obra Los fundamentos de la aritmética. Se cuenta que frenó literalmente la impresión de su obra cuando recibió la carta de Russell en la cual le explicaba la paradoja, y finalmente accedió a publicar el libro con un apéndice en el que admitía los desperfectos causados por la paradoja. En Dragones y Mazmorras, una bolsa de contención es una mochila mágica que contiene más espacio del que tiene la bolsa en sí. Esto se logra abriendo un pequeño portal hacia otra dimensión. Un agujero portátil es un objeto similar que abre un agujero por el que tirarla, y funciona de manera parecida. Si tiras una cosa dentro de la otra se genera una coyuntura imposible en la que sus planos adicionales se encuentran y se destruyen.

Las argumentaciones de Quine van en relación a su obra más famosa, Dos dogmas del empirismo, en la que se cuestiona la largamente discutida distinción entre verdades analíticas y sintéticas, y la idea de que todo conocimiento es reductible. Defendió una teoría más holística del significado y el conocimiento que decía que empleamos nuestro conocimiento previo para interpretar cualquier nuevo conocimiento o dato con que nos encontramos. Nuevos descubrimientos deberán tener un efecto en la red de conocimiento al completo, en lugar de modificar un solo aspecto dentro del mismo. Quine era un gran crítico de la clase de positivismo lógico por el que abogaban Carnap y otros.

El discurso de Wittgenstein remite a su convicción de que la mayoría de los problemas de la filosofía eran sólo problemas de lenguaje. Muchos de los problemas en campos como la metafísica desaparecerían por completo si el lenguaje adquiriese un significado preciso. Sostenía que los filósofos que discuten sobre tales asuntos discuten sólo de semántica. Su diálogo es una parodia de su único trabajo publicado, Tratado lógico-filosófico. Muchas de las líneas corresponden directamente a líneas del libro, incluyendo la última, la cual es una parodia del famoso cierre del libro: «De lo que no se puede hablar, mejor es callarse».

Filósofos en este cómic:
De la serie:
Más tiras de:

Esta tira es una adaptación al castellano de la original, de la serie Existential Comics, cuyo autor es Corey Mohler.