¡YA A LA VENTA LA COLECCIÓN EN TAPA DURA DE CÓMICS EXISTENCIALES!

existentialcomicscabecera

existentialcomicscabecera

botonSIGcoleccion

Osos Fatigosos

«Pero has hecho a los Osos Amorosos chungos y terroríficos». No. Te equivocas. Los Osos Amorosos siempre han sido chungos y terroríficos.

¿No lo has pillado?

Los Osos son: Kierkegaard (rojo), Heidegger (amarillo), Nietzsche (verde), Sartre (azul) y Beauvoir (rosa). Los símbolos son una cruz (cristianismo), una U de Übermensch, y «nada» por la nada de Sartre. Los otros dos símbolos no significan nada en especial.

Para Heidegger, la manera en que conocemos el mundo consiste en comprender sus posibilidades. Yo, por ejemplo, entiendo un martillo al entender el posible uso que puedo derivar de él (clavar un clavo). Cuando aplicamos esto a nosotros mismos, debemos entender que nuestra posibilidad es siempre, en último término, morir. Esto es lo que significa «ser-para-la-muerte». Esto provoca dos cosas, la primera, una sensación de «desasosiego» cuando miramos hacia el futuro, pues somos conscientes de que disponemos de una cantidad finita de tiempo, y debemos elegir qué hacer con ese tiempo. Por ejemplo, si elegimos casarnos en lugar de viajar por el mundo, cargaremos siempre con esa elección. El desasosiego, para Heidegger, no es necesariamente malo, y no debería eludirse con distracciones para evitar afrontarlo. El otro aspecto del ser-para-la-muerte es mirar atrás en el tiempo y rememorar las decisiones que hemos tomado, lo que produce «culpabilidad». Como toda elección nos priva de un amplio abanico de vidas posibles para nosotros y para quienes nos rodean, nos toca vivir con la culpa de tener que elegir. La información que he proporcionado sobre Heidegger no es cristalina, y éste pretende ser un muy breve resumen, pero si estás interesado en Heidegger deberías ver la serie de conferencias de Hubert Dreyfus en YouTube, o, si no, alguna entrevista más breve que le hayan hecho. Es uno de los mejores divulgadores de su filosofía.

Kierkegaard fue también contundente en cuanto a cómo el acto de realizar elecciones en nuestra vida finita se traduciría en ansiedad y angustia. Nietzsche pensaba que no deberíamos aceptar la «moral del rebaño» o cualquier otra cosa proveniente del «rebaño». Deberíamos, en cambio, encontrar nuestro propio camino. Sartre incidió en que estas elecciones nacen de nuestra libertad, y que, como afirmaba el resto, no deberíamos eludir nuestra libertad, sino abrazarla. En lo concerniente a cuestiones morales, Beauvoir decía que no podemos tener ninguna certeza sobre qué sistema moral es el correcto, ni siquiera sobre cómo aplicar un sistema moral a una situación dada. Pese a la ambigüedad esencial que rodea a qué sería lo correcto, debemos actuar de todos modos.

Filósofos en este cómic:

Esta tira es una adaptación al castellano de la original, de la serie Existential Comics, cuyo autor es Corey Mohler.