¡YA A LA VENTA LA COLECCIÓN EN TAPA DURA DE CÓMICS EXISTENCIALES!

existentialcomicscabecera

existentialcomicscabecera

botonSIGcoleccion

Jóvenes hegelianos

Habrá quien pueda señalar que Marx, en la época en que frecuentaba a los jóvenes hegelianos, aún no se había dejado crecer la barba que le es característica. Esto no son más que embustes y engaños procedentes de la burguesía, en su intento por calumniar al movimiento socialista. La verdad es que Marx nació ya con su gloriosa melena, y llegó a la tumba sin perder ni un pelo de su perfecta barba.

¿No lo has pillado?

Los jóvenes hegelianos fueron un grupo de filósofos radicales de izquierda que desarrollaron sus teorías a partir de la filosofía hegeliana. Muchos de ellos eran socialistas y ateístas extremos, y pensaban que la dialéctica hegeliana cristalizaría en una sociedad profundamente diferente de aquélla en la que vivían. Por esta razón, muchos de ellos fueron relegados al ostracismo o exiliados.

En lo que respecta a su vida personal, Marx era extremadamente torpe administrando sus propias finanzas, y en buena parte dependía económicamente de Engels. Por lo visto se iba de bar en bar, y en cada uno se pedía una cerveza (y sólo en su calle había veintitrés bares), se fumaba un cigarrillo tras otro y comía de forma poco saludable. Engels al parecer solía sacarle del apuro cuando andaba corto de dinero (el padre de Engels era un magnate de la industria textil), e incluso le habría llegado a ofrecer una especie de pensión mensual. Supuestamente, Marx habría empeñado literalmente muchas de sus posesiones, incluyendo su único par de pantalones, y no habría sido capaz de salir de su casa hasta que pudo recuperarlos. Cómo los recuperó sigue siendo un misterio, y no he sido capaz de comprobar la veracidad de esta historia, pero Cómics Existenciales tiene su propia teoría de epistemología: si es gracioso, debe ser cierto.

Max Stirner fue un nominalista radical, que creía que no existe nada salvo lo concreto. Con esto se refería a que las ideas y categorías abstractas no existen como tales y no deberían tenerse en cuenta a la hora de decidir cómo vivir nuestras vidas. Así, por ejemplo, la idea de «religión» es una idea abstracta, y no puede producir efectos inmediatos en nuestras vidas reales. De manera similar, ideas como socialismo o comunismo son abstractas y utópicas para Stirner, que sostenía que el individuo no debería nunca poner su vida al servicio de abstracciones (que llamaba, pintorescamente, «fantasmas»). Pensaba que no deberíamos desperdiciar nuestra individualidad en nada que no sea nuestra propia existencia individual y concreta. Marx y Engels rechazaron frontalmente el nominalismo y el anarquismo de Stirner, y escribieron una enorme réplica a El único y su propiedad. De hecho, la réplica era más extensa que la obra original. Marx y Engels consideraban esta clase de anarquismo e individualismo como una amenaza a los objetivos del comunismo.

Los jóvenes hegelianos, y particularmente los materialistas dialécticos, eran conocidos por tener barbas que figuran entre las tres o cuatro mejores de la historia de la filosofía. En serio, mirad fotos de Marx, Engels y Feuerbach. Gloriosas. Es más, quizá éste sería el momento apropiado para echar un vistazo a la sección de Wikipedia dedicada a las barbas de los filósofos.

Filósofos en este cómic:

Esta tira es una adaptación al castellano de la original, de la serie Existential Comics, cuyo autor es Corey Mohler.