¡YA A LA VENTA LA COLECCIÓN EN TAPA DURA DE CÓMICS EXISTENCIALES!

existentialcomicscabecera

existentialcomicscabecera

botonSIGcoleccion

Doce filósofos sin piedad

¿Qué? ¿De verdad pensabas que doce filósofos iban a ponerse de acuerdo en algo?

¿No lo has pillado?

Este cómic parodia un clásico del cine, Doce hombres sin piedad. Aquí forman parte del jurado que debe decidir respecto a Sócrates, en referencia a cuando fue condenado por corromper a los jóvenes de Atenas y sentenciado a muerte.

La filosofía de Hobbes está en gran medida basada en cómo la gente debería obedecer la ley del territorio en el que viven. Su justificación es en esencia que dado que la gente permanece en el Estado voluntariamente y se beneficia de sus servicios de seguridad y de sus infraestructuras, implícitamente se adhiere a un contrato social para obedecer sus leyes. Esto es, en cierto modo, parecido a la explicación que el propio Sócrates dio sobre por qué debía aceptar su pena de muerte.

Pirrón fue un escéptico antiguo que creía que uno no debe comprometerse con ningún punto de vista, pues jamás puede estar completamente seguro de nada.

A Descartes se le conoce sobre todo por su «duda metódica», en la que trata de dudar de todo. Al final decía que podríamos dudar incluso del mundo que vemos, puesto que podría haber un «genio maligno» que estuviese engañándonos para hacernos creer lo que vemos.

Camus decía que en su novela El extranjero se cometían dos asesinatos, uno por parte de Meursault y otro por el Estado. En su ensayo El hombre rebelde, resume por qué cree que los humanos deben rebelarse de vez en cuando contra el Estado.

La intervención de Arendt se refiere a su obra Eichmann en Jerusalén, en la que apoyó dar a Eichmann la pena de muerte, a pesar de su habitual posición en contra de ceder al Estado la potestad de decidir sobre las vidas humanas. Arendt lo justificaba diciendo que, en definitiva, Eichmann había renunciado a su humanidad al participar en el holocausto.

Protágoras fue un sofista de la Antigua Grecia, y uno de los adversarios de Sócrates en los diálogos socráticos. Representa al personaje de la película que quiere condenar al acusado por puro prejuicio.

Jean-Paul Sartre grita «libertad radical» y hace algo aleatorio en la mayoría de mis cómics. La gente dice que la coña ya se está agotando, pero por desgracia yo también tengo libertad radical, y nadie me puede impedir que la use.

Bentham y Kant aparecen más que nada como personajes de relleno.

Filósofos en este cómic:

Más tiras de:

Esta tira es una adaptación al castellano de la original, de la serie Existential Comics, cuyo autor es Corey Mohler.